Ajuntament de la Vall d'Alba

Viernes, Octubre 21, 2016 - 13:00
El Ayuntamiento de Vall d’Alba aprueba las últimas modificaciones del nuevo PGOU que aumenta el suelo no urbanizable en casi 500.000 m2

El pleno del Ayuntamiento de Vall d’Alba ha celebrado hoy (VIERNES, 21) una sesión plenaria extraordinaria con el fin de proceder a la aprobación de la versión preliminar del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la localidad, con la que se dan validez a los cambios propuestos en el informe de sostenibilidad ambiental del 29 de enero de 2015 de la Comisión de Evaluación Ambiental y Territorial de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente y a los correspondientes estudios del paisaje, tráfico, acústicos, arqueológicos y catálogo. El trámite ha sido votado favorablemente por los miembros del equipo de gobierno con el voto en contra de la oposición.

El objetivo de las sesión ha sido dar luz verde a las modificaciones solicitadas por la Comisión de Evaluación Ambiental en su informe ambiental, “una petición que hemos asumido por completo” y que en la práctica supone “un aumento de la superficie de suelo no urbanizable de en casi 500.000 metros cuadrados”.

De este modo, el nuevo PGOU de Vall d’Alba validado por el consistorio, “teniendo en cuenta la vocación de crecimiento a la que se ven sometidos los ámbitos colindantes con suelos ya urbanizados o en estado de ejecución, prevé un total de 140.190 m2 de suelo urbanizable residencial junto a suelos ya existentes, entre los que se encuentran los desarrollos de los SU.R- 6, SU.R- 8.1/8.2/8.3, SU.R- 9B/9C, el SU.R-13, y los SU.R-14 y SU.R-15”, detalla la alcaldesa.

Como contrapartida, Marta Barrachina destaca que “se ha eliminado” el sector denominado Plan Especial, situado en la subida a la ermita, y se han reducido considerablemente los sectores SUR 13 y 15, de acuerdo con lo indicado en el informe ambiental, en el que se consideraba necesario reducir el crecimiento propuesto hacia el norte de la avenida Pas “por debajo de una cota adecuada que permitiera conservar las condiciones de visibilidad de la montaña de la ermita de Sant Cristòfol y el entorno natural del monte l’Albea porque constituyen un hito topográfico”.

Por otro lado, en cuanto a suelo urbanizable de uso característico residencial no lindante con el núcleo urbano, es decir, el que se localiza de manera desagregada al casco urbano –hay que tener en cuenta que Vall d’Alba cuenta con tres importantes pedanías y varios núcleos de masías diseminados por todo el término--, “se han eliminado los sectores PAI de l’Arc y su ampliación, por considerarse que son incompatibles con la infraestructura verde del municipio, impiden la conservación de la singularidad paisajística y la identidad del lugar; e incumplen el criterio de crecimiento racional y sostenible en cuanto que no procuran un modelo de crecimiento compacto, puesto que con la aprobación en su día del sector Mas de Lluna, que posibilita la construcción de un campo de golf y urbanizaciones, se han agotado las posibilidades de nuevos crecimientos separados de los ámbitos urbanos existentes”. Asimismo, en este caso, se han incluido como suelo no urbanizable de protección paisajístico forestal ecológico todos los terrenos forestales existentes.

Por último, se ha eliminado el sector de suelo urbanizable terciario junto al Mas de Lluna, el que ocupaba la antigua planta de purines, pasando a ser suelo no urbanizable común, “dado que la ubicación de un nuevo centro terciario comercial alejado de los núcleos de población no parece tener demasiado sentido sin el desarrollo del Mas de Lluna, máxime teniendo en cuenta que el municipio cuenta con gran cantidad de suelo industrial que se podría utilizar con este fin”.

“El resultado es un nuevo PGOU de que pone orden al crecimiento urbanístico de Vall d’Alba, que conjuga progreso y sostenibilidad, y que defiende los principales valores paisajísticos de nuestro pueblo, ganando 500.000 m2 más de suelo no urbanizable frente al anterior planeamiento vigente. Y todo ello sin que suponga un freno para el futuro crecimiento de la actividad económica, ligada al turismo de golf o a la industria, y por tanto, atendiendo también la demanda de viviendas en múltiples modalidades”, explica la alcaldesa Marta Barrachina.

Ahora, el documento afronta su último trámite, que es su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana y su exposición durante 45 días para someterlo a alegaciones. En última instancia, será la Comisión de Evaluación Ambiental y Territorial de la Generalitat la que deberá validarlo definitivamente, poniendo fin así a un largo proceso administrativo y legal.

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 
 

Formulario de búsqueda

Site developed with Drupal